Caracas:
Síguenos @acaenvenezuela
Acaenvenezuela
Acaenvenezuela
Acaenvenezuela
Acaenvenezuela
Acaenvenezuela
Acaenvenezuela
venevisionplus
unnamed

Historias de un vecino: Él es Jesús Rodríguez

Él es Jesús Rodríguez, tiene 36 años, y se dedica al “comercio informal”, como él mismo lo define. “Antes trabajaba en una compañía de seguridad, pero me despidieron injustificadamente. Mi esposa dio a luz y cuando me enteré que estaba en el proceso, terminé mi turno volando y me fui.

Mi error fue no colocar eso en el libro de novedades y el que era ‘mi compañero’ de guardia, me la aplicó y puso lo que no era en el libro. Me llamaron y me dijeron que estaba botado; que fuera a buscar mis cosas, y yo no entendía nada; menos con mi bebé recién nacido y mi esposa de reposo. Supe que había sido por la mano de ese chamo; ‘la envidia te mató’, le dije”, contó Jesús abiertamente. “Tengo 8 años vendiendo café, chocolate, y bebidas aromáticas (flor de Jamaica, manzanilla, toronjil…), y gracias a Dios soy más feliz con esto que con mi otro trabajo. Yo mismo preparo los termos, y quedan tan bien que la gente me dice que seguro los prepara mi esposa”, dijo entre risas. “Trabajo de 8 am a 12 pm, y de 4 pm a 9 pm, siempre en la parroquia San Pedro, y con esto me da para sacar adelante a mi familia”. “Mira, el consejo que le daría a los chamos es que hagan lo que les guste sin perjudicar a los demás”, dijo sin titubear. “¿Venezuela?, oye, tenemos que estar más unidos; tenemos que fortalecernos en la unión para poder construir”, concluyó Jesús, mientras le pedía un tercer cafecito.

Por. Donaldo Barros @DonaldoBarros

 

.